Saturday, October 13, 2012

Delfines


La idea de que Flipper es un encantador pez, lleno de ternura, es una falacia total. Los delfines, como todas las especies, pueden tener una crueldad infinita. Son  maquinas depredadoras perfectas y si no atacan al hombre, es porque sus mandíbulas no están preparadas para ello. Tienen más ventajas que el tiburón, porque son los animales acuáticos más inteligentes, capaces de crear estrategias de caza, comportamientos y crueldades. El tiburón, por ejemplo, es una maquinaria bruta, destructiva. Ataca en solitario, aunque este en grupo, porque no tiene la capacidad de "trabajar" en unidad. El delfín si. Con diferentes tipos de sonidos y saltos, se comunica con otros semejantes aunque estén a millas de distancia. Son sexuales, violadores, gangueros, abusadores. En algunas ocasiones, varios machos atacan sexualmente a una hembra escogida, por días enteros hasta provocarle a veces la muerte. Y esto no tiene nada que ver con el sentido de reproducción, lo hacen por placer. En grupos pueden morder y hacerle todo el daño posible a un ejemplar joven y matarlo. ¿Por qué? No se sabe. Las hembras copulan con varios machos a la vez y se ha demostrado que algunas han sido "secuestradas" por una pareja de varones  y convertidas en esclavas sexuales. Estos machos, se turnan en la vigilancia de la hembra, para que no escape ni se relacione con otros. Este comportamiento puede durar meses, hasta que la dejan libre. El tiempo de embarazo es de un año y después la madre cuida del retoño por seis años más. En todo ese tiempo rechaza sexualmente a los machos, que sin importarles nada, viven acosándola en manadas. En algunas ocasiones matan al hijo para que ella vuelva a ser receptiva sexualmente. Cuando encuentran un banco de peces, lo rodean en grupos, produciendo unas burbujas gigantescas alrededor de ellos, para mantenerlos unidos. Se turnan para ir a comer, mientras unos se alimentan, los otros continúan haciendo su trabajo de "pastoreo". Sus mayores enemigos son las orcas, que irónicamente, son familias. Estos ejemplares, mayores en tamaño y poder destructivos, los atacan en manadas, haciendo de ellos su mejor manjar. En las  orcas, como los leones, las que cazan son las hembras, que después llevan su trofeo a los machos. Bueno, ya lo sé; a partir de ahora, cuando lleve a mis nietas al Miami Seaquarium y vea a esos bichos saltando y haciendo payasadas y a los miles de espectadores aplaudiendo cada monería, sonreiré con disimulo y pensare: pa' su madre!!



1 comment:

  1. pobrecitos Marko... gangeros?!?!?!?
    dely

    ReplyDelete